Omar Jerez

Omar Jerez

Escrito por omarjerez 24-06-2012 en General. Comentarios (0)
http://www.valenciaplaza.com/ver/57065/-incubarte---arte-independiente.html

Omar Jerez

Escrito por omarjerez 24-06-2012 en General. Comentarios (0)

HTTP://WWW.PLATAFORMADEARTECONTEMPORANEO.COM/PAC/ENTREVISTA-A-OMAR-JEREZ/


Entrevista en PLATAFORMA DE ARTE CONTEMPORANEO

Omar Jerez

Escrito por omarjerez 21-06-2012 en General. Comentarios (0)

http://www.plataformadeartecontemporaneo.com/pac/el-controvertido-videoartista-omar-jerez-en-la-casarosa/

Con esta venta he roto el mercado del arte Español.


Omar Jerez

Escrito por omarjerez 21-06-2012 en General. Comentarios (0)

Omar Jerez

http://www.laestrella.com.pa/online/impreso/2012/06/10/sin-salida-de-las-redes-sociales.asp


CUENTAS QUE SOBREVIVEN A SUS USUARIOS
Sin salida de las redes sociales
EHRIOR SANABRIA
Al fingir su propio fallecimiento, un artista español ha puesto en evidencia una de las grandes verdades de nuestro tiempo: una vez entras a Facebook no hay salida. Ni siquiera con la muerte
 
Sin salida de las redes sociales
¿DEFUNCIÓN?. Omar Jerez, artista español. Foto: Cortesía de Ehrior Sanabria
2012-06-10 — 12:00:00 AM — PALABRA. D ebo confesar que jamás he leído un artículo sobre tecnología pero este no es uno de ellos. Esto va mucho más lejos. El pasado 13 de abril Omar Jerez, un artista español, fingió su muerte. Un amigo suyo lo anunció en Facebook (FB). Ese fue el modo por el cual yo me enteré. En aquel momento, todavía no sabía que ese cabrón lo había organizado todo, bajo pena de perjurio, pero antes de que su madre se enterara, en la red cientos de usuarios ya lo sabían.

Pero esto no se trata de Facebook sino de morir en él. ¿Se puede morir en Facebook? ¿Cómo sucede? Cuando damos de baja una cuenta ésta sigue activa pero no visible. Es imposible escapar, es imposible desaparecer de FB. Cuando creamos una cuenta, paso previo al anterior, no leemos la letra pequeña. En el caso de FB, es difícil encontrarla, y si uno la encuentra, los cientos de términos que se anuncian le obligan a suscribir cada uno de ellos. Se debe firmar sin estar de acuerdo, si no, la cuenta no se crea.

Omar Jerez, al fingir su muerte, además de perder unos cuantos amigos ha demostrado la naturaleza de Facebook. Ha manifestado el absoluto dominio que esta red social ejerce sobre nosotros. Una vez que entras, no puedes salir. ‘Llevo tiempo observando que Facebook es la nueva anfetamina moderna que mata la realidad para crear estados de ficción y disimular nuestras miserias’, afirmó Jerez escondido en su casa.

En el caso de un fallecimiento, alguien debe notificar a FB el nombre y apellido del difunto, propietario de la cuenta, su fecha de nacimiento y el correo electrónico que usaba para conectarse. Además de esos datos, FB pide la contraseña del fallecido y un certificado de defunción. Si se les facilita toda esta información, suponiendo que exista alguien que la tenga, el equipo administrativo comprobará los datos y la relación que lo unía con la persona que lo notifica y procederá a dar la muerte virtual de la página. No obstante, si la naturaleza de las contraseñas es secreta, al menos las que yo utilizo, parece difícil facilitar estas notificaciones a FB.

INFLEXIÓN POST MORTEM

Tras la masacre de la Universidad Tecnológica de Virginia (EEUU) ocurrida en 2007 en la que murieron 32 personas y otras 30 resultaron heridas debido a los disparos indiscriminados de un psicópata muy alterado, la política de FB cambió. La masacre de Virginia es considerada como el peor incidente de violencia escolar en la historia estadounidense. Facebook se planteó qué hacer con todos aquellos fallecidos que a su vez tenían perfiles en la red. Se les ocurrió una idea. El caso es que cuando alguien muere, sigue existiendo en esta red.

FB ofrece un servicio libre de costos, —qué considerados, gracias—, por el cual el perfil del difunto se convierte en una esquela virtual. Una especie de altar budista sin velas, pero con mensajes. De eso se trata, de incentivar la retroalimentación. Con el usuario ya muerto esa retroalimentación no existe. La versión oficial de FB es que esa página sirve para que los amigos del usuario sigan acudiendo a su perfil, sigan escribiéndole, sigan en contacto con él. Resulta desconcertante.

La iniciativa de Omar Jerez ha impresionado. Ha despertado duras críticas por su osadía. Para empezar, lo ha llevado al extremo, como siempre ha hecho, y ha experimentado las consecuencias con su propio ser. Fingir la muerte, algo que hizo Marlon Brando o el escritor Ken Kesey es muy atrevido. ‘Mi muerte ha puesto de manifiesto que mi entorno mas cercano nunca ha pasado por los soportes de Facebook, son los únicos que realmente han llegado a investigar si mi salida de esta vida era verdad o formaba parte de una broma macabra’, planteó Jerez.

MODERNIDAD LIQUIDA

Zygmunt Bauman es el filósofo de moda aunque nació en 1925. Al escribir sobre el performance de Omar Jerez no he podido olvidarlo, como sí he hecho con otros. Una de las obras de Bauman, Vidas desperdiciadas: La modernidad y sus parias habla sobre la producción de ‘residuos humanos’, concretamente, de las poblaciones superfluas de emigrantes, refugiados y demás parias, como una consecuencia inevitable de la modernización.

Ot ra consecuencia de la modernización —y partiendo de ese concepto tan atractivo como lo es parias— es la transposición de estos refugiados superfluos a una esfera virtual. Una mayoría de los millones de usuarios de FB, cerca de 900, se crea una identidad ficticia y virtual y no se despega de la pantalla.

FB es una herramienta social que comunica y se comunica a través de ella. Sin embargo, uno de los mayores impactos es la permanencia individual alejada de la comunidad. La ‘muerte’ física social se retroalimenta en la red mediante numerosas publicaciones y frases que pretenden ser sustanciales y genuinas. Nada más lejos. ‘Me he sometido a un periodo de prueba durante bastante tiempo siendo uno de los millones de usuarios de Facebook, y te puedo decir que me ha generado una ansiedad constante por mirar quién me escribe, a cuántas personas les gusta mi última entrada y sobre todo una lucha titánica con mis casi 800 amigos por ver quién es más ingenioso’, explica Jerez.

‘Te ner cuidado con Facebook’, dijo Obama. Jerez va más allá. ‘Es una secta mundial que reúne a todos sin distinción, jamás una religión monoteísta ha conseguido tantos creyentes tan diversos como es Facebook’, señala. Yo, termino de escribir pero no de creer. FB se extiende mientras nosotros nos alejamos. No tenemos nada que decir, nada que decirnos.

Omar Jerez

Escrito por omarjerez 21-06-2012 en General. Comentarios (0)

Omar Jerez

http://www.malagahoy.es/article/ocio/1275561/arte/antes/la/mordaza.html


El arte antes de la mordaza

Tras presentar sus 'Estados Undios' en la galería malagueña La Casa Rosa, a la que regresará en breve con otras piezas de videoarte, Omar Jerez prepara un corrosivo proyecto junto a Eugenio Merino, el agitador de ARCO
Pablo Bujalance / Málaga | Actualizado 05.06.2012 - 05:00
zoom

Omar Jerez sostiene la cabeza de Franco ante la mirada de su creador y responsable de su enclaustramiento frigorífico, Eugenio Merino.
zoom

El Ronald McDonald de 'Estados Undios'.
Share
En la reveladora y a menudo tramposa relación entre arte y mercado (todo lo que dejó escrito al respecto Juan Antonio Ramírez es, y seguirá siendo, de lectura obligada), el asunto de la polémica es ya una clave coyuntural y definitiva, lejos de la anécdota. La galería malagueña La Casa Rosa, que nació el año pasado con el objetivo de convertirse en centro de referencia para el arte contemporáneo, anunció recientemente un cambio de aires en consonancia a una nueva directiva; el nuevo rumbo quedó fijado de manera tajante hace sólo unos días con la proyección nocturna de Estados Undios, una obra de videoarte de Omar Jerez (Granada, 1980) en la que, entre otras lindezas, aparecen el payaso Ronald McDonald excitando sexualmente a un consumidor obeso y un Mickey Mouse muy explícito. Jerez, que con estas piezas ya había cosechado un importante éxito en Estados Unidos (su Mickey Mouse se presentó en el Museo Guggenheim de Nueva York y mereció los elogios de Damien Hirst) y cuya obra puede verse en los museos y centros de arte más importantes del planeta, anunció a este periódico que su idilio con La Casa Rosa continuará, previsiblemente este mismo año, con la proyección de otras obras nacidas de su imaginación, directa y a prueba de mordazas. Además, mientras colea aún el anuncio que hizo de su propia muerte en Facebook, prepara su primer asalto a la escultura con el asesoramiento, nada menos, de Eugenio Merino, el gran agitador de ARCO, feria a la que hizo ganar todas las portadas con su estatua de Franco metido en una nevera (Always Franco) o la que el año pasado representaba a un judío, un musulmán y un cristiano y que levantó las iras de las altas instancias de las correspondientes confesiones. Así que la polémica sigue estando servida; lo oportuno que de todo ello resulte deberá ser juzgado, claro, por cada uno.

En cuanto a lo que podrá verse en La Casa Rosa después del verano, Omar Jerez señaló dos obras de videoarte que formarán parte de su serie dedicada a personajes famosos. Una de ellas, ya terminada, tiene como protagonista al actor porno Nacho Vidal, quien, tras un primer plano en el que aparece desnudo y de espaldas, termina dirigiéndose a una cama donde se abraza, en un gesto de profunda ternura, al vientre de una mujer en avanzado estado de gestación ("Es, por el momento, mi única obra que puede ver un menor de edad", señaló el artista granadino al respecto, quien situó este trabajo en su empeño en "descontextualizar" a personajes que forman parte de la iconografía cultural del momento); la otra, aún en fase de proyecto, tendrá como protagonista a John Malkovich, quien aparecerá relatando las virtudes de un vino mientras a sus espaldas se proyectan imágenes de niños muriendo de hambre en África. Jerez confirmó la participación de Malkovich ("Él aceptó desde el principio, pero ha habido que convencer a otras personas de su entorno") y señaló que todo lo que la obra recaude, bien a través de su proyección o de su venta directa, se destinará de manera íntegra a diversas ONG. En este sentido, el autor dejó que claro que ninguna de las personas que han trabajado para él ha cobrado un solo céntimo: "Ni lo hizo Nacho Vidal ni lo hará Malkovich", insistió Jerez, quien afirmó a su vez que espera estrenar la pieza "en alguna galería pequeña de Nueva York, Londres o París" antes de su exhibición en Málaga. Omar Jerez indicó que en la actualidad "no hay más de diez coleccionistas de videoarte en todo el mundo", lo que dificulta sensiblemente cualquier presunción económica aunque a la vez facilita a determinar las posibilidades de mercado.

En cuanto al proyecto con Eugenio Merino, Omar Jerez trabaja en una gran escultura que reproduce la cabeza de la galerista Juana de Aizpuru, primera directora de ARCO y nombrada recientemente Hija Predilecta de Andalucía. La idea contempla la culminación de la obra, su instalación sobre una cama y su salida en procesión por Madrid a lo largo de un itinerario que culminará en la galería de la homenajeada. Jerez considera que Aizpuru "es la gran santa del arte contemporáneo, así que también representa todo lo que ha terminado matando al arte", y acusa sin tapujos a ARCO de "ejercer una censura previa y directa en artistas y galerías. También posterior: nadie puede decir que le ha ido mal en ARCO, aunque no haya vendido nada". La performance en cuestión será registrada para una nueva entrega de videoarte que Jerez también quiere mostrar en Málaga. En cuanto a Eugenio Merino, que se adjudica en esta iniciativa "labores exclusivas de asesoramiento en cuanto a los materiales y a las personas que pueden echar una mano", el granadino se refirió a él como "un artista accesible y a la vez exigente. No es nada críptico, dice bien claro lo que quiere decir, sin evitar la provocación ni la polémica, pero con toda la rigurosidad exigible. Él representa en el medio oficial lo que yo represento en el underground".

Pero Merino, quien asesorará también a Jerez en la realización de una escultura de Benedicto XVI, no lo tiene tan claro: "Lo único que distingue el medio oficial del underground es el trabajo para una galería concreta, pero hay muchos artistas oficiales de vocación underground. Estoy seguro de que Omar tomará posiciones cada vez más intermedias". Habrá que ver entonces quién aplaca a la bestia.